A pesar de que Netflix siempre ha sido bastante flexible e incluso arriesgado a la hora de elegir proyectos, en la imagen lo tiene todo muy claro y sus regulaciones, como sabéis, son muy estrictas. Las cámaras y los formatos de captura tienen que pasar el denominado “Netflix Approved”. Las especificaciones que marca Netflix establecen que las cámaras que se usen en sus producciones tienen que tener un sensor 4K UHD y que el 90% del tiempo capturado sea con una cámara aprobada. 

Una de las últimas cámaras en conseguir esta insignia ha sido la Canon C300 Mark III. Esto no es de extrañar ya que es un producto muy interesante. Gracias a su nuevo sensor 

CMOS DGO 4K Super35 mm y un procesador de imagen DGO, ofrece una imagen excepcional de alta resolución con más de 16 pasos de latitud. 

Además, se adapta muy bien a las condiciones de rodaje sobre todo en aquellas en las que haya una baja iluminación. Allá donde el ojo humano no alcanza a ver con claridad, la Canon C3000 Mark III consigue capturar la imagen con un nivel de ruido bajo mejorado, gracias a que su rango ISO llega hasta 102400. 

El sensor DGO ha sido desarrollado recientemente y genera HDR en tiempo real. Su funcionamiento consiste en que cada píxel lee la imagen con dos niveles de amplificación diferentes. El nivel alto capta los detalles de las áreas más oscuras y el nivel bajo, el de las luminosas. Cuando se combinan, los detalles de ambas áreas se mantienen e incluso se mejoran. Esto es lo que le permite a la cámara alcanzar el impresionante rango dinámico de 16 pasos. 

Entre las cámaras aprobadas por Netflix se encuentran otras presentes en el catálogo de Welab. Por ejemplo, la RED Helium es la más usada en las producciones originales del gigante del streaming americano según la clasificación de Rotten Tomatoes titulada “las cámaras detrás de las 43 mejores producciones originales de Netflix de 2019”. Le siguen la Alexa LF y la Sony Venice. De hecho, con esta última hemos participado en La Monja Guerrera, una de las últimas producciones de Netflix. 

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...


La llegada de la Covid 19 ha puesto todo patas arriba en cuestión de unos meses y como
era de esperar también los rodajes.


Uno de los mejores ejemplos de esto ha sido la exitosa serie “Hierro”, la producción de
Movistar+ se vio obligada a suspender el rodaje de su segunda temporada el pasado 14 de
marzo tras decretarse el Estado de Alarma.


Desde hace unas semanas, cuando las autoridades sanitarias lo permitieron, la ficción
dirigida por Jorge Coira se ha vuelto a poner en marcha y está previsto que el rodaje finalice
en agosto.


Y, ¿cómo es rodar en tiempos de pandemia? Gracias a las primeras imágenes compartidas
por Movistar + se pueden apreciar las nuevas recomendaciones a seguir. Las mascarillas
se han convertido en un utensilio tan esencial como las claquetas. Todo el equipo tiene que
trabajar con una y los actores, cuando finalizan la escena, también deben ponérsela.-


En unas declaraciones del director de la serie Jorge Coira recogidas por El Mundo, ha
explicado las dificultades que han aparecido durante el rodaje. Aunque el guion no ha sido
necesario modificarlo, el número de figurantes que aparecían en algunas escenas si se ha
visto reducido. Incluso se ha tenido que rodar por capas.


También ha explicado cómo les ha afectado todo esto a nivel personal. Hasta que finalice el
rodaje ningún miembro del equipo va a poder recibir visitas ni relacionarse con nadie más
que con sus compañeros.


A pesar de todas las limitaciones que supone rodar en estos tiempos, en Welab estamos
muy emocionados porque nuestros equipos se pongan de nuevo a funcionar. En esta
ocasión la producción ha contado con una RED Ranger Monstro 8K y las lentes Cooke
Anamórficas SF.

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...

Leer más...


  MIEMBROS PROTECTORES