Set de flares master anamorficas

Cada una de las siete distancias focales Master Anamorphic tiene su propio juego de flares específicos, que comprenden elementos de vidrio delanteros y traseros fácilmente reemplazables con un recubrimiento de lente especial que fomenta el deslumbramiento, el efecto fantasma y el resplandor de velo. Estos elementos se pueden usar individualmente o en combinación para proporcionar a la lente tres miradas adicionales para una creatividad enriquecida en el set.

Estos elementos de vidrio delanteros y traseros se pueden intercambiar en las lentes Master Anamórficas regulares en cuestión de minutos, ya que cada elemento de flare se alinea previamente en un marco de metal. Un conjunto de flares de Master Anamorphics se convierte efectivamente en cuatro conjuntos de lentes anamórficas diferentes, cada uno adecuado para diferentes requisitos de efectos a la vez que mantiene el rendimiento óptico famoso sin distorsiones.

Estos elementos se pueden cambiar fácilmente y en un entorno limpio y sin polvo.

 

 

Una de las críticas de las lentes Master Anamorphic es que a veces pueden ser demasiado frias. Para proyectos que buscan algo del aspecto anamórfico sin una tonelada de anomalías en las lentes que vienen con las anamórficas, esto no es un problema, pero si realmente se buscan todos los destellos extraños que pueden provenir de este tipo de lentes, lo ideal sería buscar otro tipo de objetivos. Ahora con los conjuntos de destellos, se podrá elegir qué tipo de efectos de lente se desean y en qué grado, y también se podrán mezclar y combinar, o usarlos todos a la vez.

Esto combina lo mejor de ambos mundos, tanto si se desean algunos efectos interesantes en la cámara (en lugar de agregarlos en postproducción), pero fundamentalmente si se desean que las lentes sean nítidas y sin distorsiones.

 

Es decir, un total de 32 combinaciones factibles con el juego completo. Lo más interesante es que aún con todos los reflejos y velos del mundo, las ópticas permanecen libres de distorsiones geométricas en todo momento. Resulta evidente que este es uno de los juegos más versátiles del mercado y que pueden cubrir un grupo de necesidades muy diferentes. La elección de un juego concreto de ópticas anamórficas por parte del director de fotografía responde –muchas veces– a la necesidad de emplear de forma creativa algunas de las características que los diseñadores de las ARRI/Zeiss tanto se han esforzado en eliminar o reducir. Por ese motivo, también se pone a disposición de los usuarios un conjunto de accesorios con revestimientos especiales que favorecen –a propósito– los reflejos internos, las imágenes fantasma y los velos.

 

Estos son algunos ejemplos de lo que se puede conseguir con este set de flares:

ARRI Alexa MINI con ARRI Master Anamorphic de 40 mm pruebas por AbelCine

 


Artículos relacionados

  • Rueda con Master Anamorphic y Signature Primes

    leer más

  MIEMBROS PROTECTORES 

  ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DE LA PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL     Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía   Cluster Audiovisual de Canarias    Tenerife Film Commision